¿Qué es la Retinosis Pigmentaria?

La Retinosis Pigmentaria es una enfermedad ocular de carácter degenerativo y hereditario que produce una grave disminución de la capacidad visual y que en muchos casos conduce a la ceguera.

Aunque se nace con la enfermedad ésta es raro que se manifieste antes de la adolescencia. La persona afectada no es consciente de su enfermedad hasta que ésta se encuentra en fases avanzadas.

Los primeros síntomas de la Retinosis Pigmentaria son:
-Ceguera nocturna o, lo que es lo mismo, lenta capacidad para adaptarse a la oscuridad.
-Pérdida progresiva del campo visual hasta formar una visión en túnel

La edad de aparición es clave y muy variada apareciendo preferentemente entre los 25-40 años; pero se dan casos de afectados con menos de 20 años y en menor frecuencia, casos en los que la enfermedad comienza a mostrar sus síntomas pasados los 50 años.

La pérdida grave de visión no afecta a todas las personas por igual incluso dentro de la misma familia, hallándose a hijos más afectados que sus padres y por el contrario, personas de edad avanzada con una agudeza visual normal para su edad.

Es muy importante saber que no todas las Retinosis Pigmentarias son iguales ni conducen a la misma pérdida de visión.

Existen varias formas de heredar la enfermedad. Numerosos genes pueden provocarla, habiendo en un 50% de los casos antecedentes familiares de ceguera o de grave pérdida de función visual. No obstante existen factores ambientales que pueden afectar protegiendo o, por el contrario, favoreciendo su progresión.